Cómo hacer huevo poché

Los huevos poché o huevos escalfados son una de las elaboraciones favoritas de los amantes de las yemas de los huevos en toda su intensidad.

La principal ventaja que tienen los huevos poché sobre los huevos fritos es que no necesitan nada de aceite para su preparación, ya que son cuajados con agua hirviendo, por lo que engordan mucho menos. No olvidemos que el aceite, por muy de oliva que sea y por mucha que sea su calidad, tiene muchas calorías, por lo que siempre es conveniente evitarlo si queremos mantener al línea.

En comparación a los huevos pasados por agua, los huevos poché también presentan ventajas, ya que los primeros son únicamente adecuados para la hora del desayuno, mientras que los segundos pueden ir en sandwich, bocadillo o acompañando a todo tipo de recetas, como pueden ser las verduras y la pasta.

La forma tradicional de preparar huevos poché es introducirlos suavemente en agua muy caliente con algo de vinagre, desde una taza. La cocción durará 4 minutos, en los que se debe montar la clara sobre la yema evitando que se desparrame.

Ingredientes para hacer un huevo poché

Los ingredientes para preparar un huevo poché son realmente pocos. Necesitarás una taza, y un cazo en el cual vertirlo.

Como ingredientes, únicamente un huevo, vinagre y sal.

Preparación de un huevo poché

Estos son los sencillos pasos que debes dar para cocinar un huevo poché:

  • Pon el agua a calentar en un cazo.
  • Casca el huevo en la taza.
  • Cuando el agua esté a punto de ebullición (o ya esté hirviendo ligeramente), crea un remolino en el agua con la ayuda de unas varillas o de una cuchara.
  • Deja caer el huevo, con mucha delicadeza, en el centro del remolino.
  • Deja que el huevo se cocine durante 4 minutos, y a continuación retíralo con una espumadera y sálalo a tu gusto.

El resultado será una clara semicuajada y una apetitosa yema líquida en su interior.

Por último, recuerda que los huevos que utilices deben ser muy frescos, y que a la hora de servirlo puedes recortar con unas tijeras o un cuchillo las lógicas imperfecciones que quedarán, de forma que quede más resultón y lucido.

marioarmenta

Sobre el autor

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *